LOS RIESGOS DE POKEMON GO

Pokemon Go es la última aplicación lanzada por Nintendo y ofrecida por Niantic Inc. que está arrasando entre jóvenes y adultos. Esta app permite, combinar el mundo real con el mundo de ficción de los videojuegos, al ser un juego de realidad aumentada.

La realidad aumentada consiste en una tecnología que permite la superposición de imágenes, textos, fotos y/o cualquier otro elemento que haya sido generado en soporte electrónico para colocarlo en el mundo real. Esta tecnología ya ha sido usada por Google con las famosas Google Glass. Aquí, en particular, Pokemon Go, usa un determinado algoritmo que permite ubicar a los distintos personajes en el mundo físico e interactuar con ellos.

Todo no es diversión con el uso de esta nueva aplicación, por cuanto ya se han producido varios incidentes en diferentes Estados de todo el mundo que alertan de los riesgos asociados a su uso. Sin ir más lejos, recientemente  se han publicado en prensa varias noticias relacionadas con la app, entre ellas, resaltamos las siguientes: i) la primera[i], informa de la intervención de los Mossos d’Esquadra para sacar a dos japoneses por ir cazando Pokemons en el Túnel de la Rovira de Barcelona, poniendo en riesgo su seguridad; ii) una segunda[ii], alerta de la colocación de Pokemons en zonas donde existen minas, hecho que ha sido puesto de manifiesto por una organización no gubernamental de Bosnia; iii) una tercera[iii], advierte que el uso de la aplicación es una fuente de atracos ya que la están utilizando ladrones y atracadores para cometer sus fechorías, atrayendo a las víctimas a la ubicación que ellos desean mediante la activación de determinadas funcionalidades de la aplicación.

Los principales riesgos asociados al uso de la aplicación son los siguientes:

  1. Localización permanente del usuario

Al tener que estar activado en todo momento el GPS del Smartphone para poder usar la aplicación, estás permanentemente localizado con todas las implicaciones que ello supone. Como todos sabemos, los datos de localización indican la posición geográfica de un equipo terminal de un servicio de comunicaciones electrónicas disponible al público. De acuerdo con la Política de Privacidad de Pokemon, estos datos de localización son necesarios para poder usar los servicios, los cuales serán recogidos, almacenados y compartidos con terceros que usan la aplicación. Por ejemplo, cuando se realizan ciertas acciones durante el juego, el nombre de usuario y la localización será compartida a través de la aplicación con otros usuarios que están jugando. Aquí, es evidente que los terceros que hacen uso de la aplicación también pueden utilizarla con finalidades no lúdicas, localizando posibles objetivos susceptibles de ataque. En este sentido, las condiciones del servicio prevén la exoneración de cualquier tipo de responsabilidad asociada a las interacciones con otros usuarios derivadas del uso de la aplicación y que la empresa proveedora no investiga ni pregunta sobre los antecedentes de los usuarios del servicio, trasladando por tanto cualquier tipo de responsabilidad al usuario advirtiéndole de la necesidad de extremar las precauciones asociadas a las comunicaciones en línea, fuera de línea e interacciones reales con otros usuarios.

  1. Privacidad del usuario

Para poder usar la aplicación debes facilitar tu cuenta de correo electrónico de Gmail y/o correo electrónico usado para registrarse en Facebook, y/o correo electrónico de registro en el Pokemon Trainer Club (PTC) afirmando en su Política de Privacidad, que las configuraciones de privacidad de Google, Facebook y PTC, permiten el acceso a Pokemon. En consecuencia, Pokemon accede a los datos personales asociados a una cuenta de correo electrónico de un tercer proveedor, incluso puede acceder al nombre y apellidos reales y/o cualquier otra información que permite identificar a la persona y que voluntariamente el jugador decide hacerla pública. Imaginemos el caso de un jugador que usa su nombre y apellidos reales. Se recomienda por tanto hacer uso de un nickname que no permita identificarnos para no poner en riesgo nuestra privacidad.

En este punto, hemos de añadir que en el mercado, también existen aplicaciones maliciosas que simulan ser la aplicación real sin serlo, que una vez bajadas roban toda la información de nuestro dispositivo móvil, incluidas claves de acceso a banca electrónica.

  1. Riesgos para la seguridad de las personas usuarias y terceros

Como ya apuntábamos anteriormente, al parecer los Pokemon pueden estar en los lugares más recónditos, campos de minas, vías del metro, propiedades privadas, etc. a pesar de que los mapas se vayan actualizando, lo que favorece los accidentes y/o distracciones que pueden poner en peligro nuestra integridad física y la de terceros.

De acuerdo con los términos y condiciones del servicio, el usuario acepta que el uso de la aplicación será bajo su propio riesgo y advierte de la conveniencia de contratar un póliza de seguro de vida, seguro médico, lesiones personales, etc. para cualquier lesión que pueda sufrir durante el uso de la aplicación. Si se ocasiona un daño a un tercero derivado del uso de la aplicación, se deberá responder por ello haciendo frente a las indemnizaciones de daños y perjuicios asociadas.

  1. Facturas elevadas

La descarga de la aplicación es gratuita, pero para poder subir de nivel u obtener un mayor rendimiento de los servicios que ofrece la aplicación, es aconsejable comprar objetos, cuyo coste de acuerdo con la información que aparece en la aplicación, va desde 0,99 euros hasta 99,99 euros denominados productos de compra en la aplicación. A estos gastos también deben sumarse, los consumos extras de datos que podría facturar el operador de telecomunicaciones una vez agotada la tarifa contratada en cada caso.

  1. Riesgos para los menores

Para bajar la aplicación se necesita tener 13 años y sí se es menor, es necesario el consentimiento de los padres y tutores, consentimiento que se obtiene de acuerdo con un procedimiento establecido en la Política de Privacidad en el apartado Accounts with Children. Aquí nos preguntamos, ¿qué ocurre con la nueva edad fijada en el Reglamento Europeo de Protección de Datos que eleva a 16 años la edad mínima para consentir en sede de menores que usan un servicio de la sociedad de la información? Entendemos que se ha fijado esta edad por defecto y a modo orientativo, por cuanto es la edad donde los menores alcanzan la suficiente madurez para poder ser conscientes de las implicaciones que supone el envío de datos personales y tratamiento por terceros. Sin embargo, en España la edad mínima para consentir se fija en 14 años sin distinción entre consentimiento con la finalidad de ofrecer un servicio de la sociedad de la información y/u otra finalidad distinta.

 

[i]http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20160716/403266486888/mossos-sorprenden-pareja-turistas-japoneses-cazando-pokemon-go.html

[ii]http://internacional.elpais.com/internacional/2016/07/20/mexico/1468980957_083934.html

[iii]http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2016-07-11/usan-el-juego-pokemon-go-para-atracar-a-nueve-personas-a-punta-de-pistola_1231088/